Cómo identificar un regulador de presión defectuoso

Fecha: 
Martes, 18 Agosto, 2015

Por años, los productores han preguntado a los fabricantes de sistemas de riego, "¿Cómo puedo saber si mi regulador de presión no funciona?" y la industria siempre ha respondido con "Bueno, no es tan fácil".

Los síntomas más comunes que se ven en reguladores de presión defectuosos incluyen:

  • Fuga entre las carcasas del dispositivo
  • Nebulización o riego excesivo en algunas áreas
  • Mayor consumo de agua y energía
  • Chillidos agudos

Estos síntomas pueden detectarse fácilmente durante una verificación visual del sistema o notarse en lecturas inusuales del medidor de caudal. Las señales más comunes en el campo son lugares secos cerca del aspersor, riego excesivo en forma de rosquilla, crecimiento desigual del cultivo y rayas en el campo.

El mejor momento para inspeccionar visualmente su sistema es temprano o tarde en el día cuando el sol está bajo, ya que las diferencias entre los aspersores son más fáciles de identificar bajo esta luz.
 

Por qué se dañan los reguladores de presión

Las condiciones bajo las cuales operan los reguladores de presión influyen en su vida útil. Cualquier cosa con piezas móviles se desgasta con el tiempo y los reguladores de presión no son diferentes. Aunque los reguladores duran años, el grado de regulación cambiará con el tiempo a medida que las piezas internas comiencen a desgastarse.
 

Mala Calidad del Agua

Algunas fuentes de agua superficial contienen productos químicos de la escorrentía, incluido el petróleo, que pueden causar daños a los componentes del regulador de presión. 

Los sistemas que usan agua de pozo con alto contenido de hierro ven acumulación de óxido en los componentes.  

Largos Períodos de Funcionamiento

Cualquier cosa con piezas móviles se desgasta con el tiempo, y los reguladores de presión no son diferentes. Aunque los reguladores duran años, el grado de su regulación cambiará con el tiempo.

Los componentes móviles internos funcionan de manera diferente a medida que cada uno comienza a desgastarse. 


Químicos no Lavados en la Tubería

Los sistemas de riego se utilizan con frecuencia para aplicaciones químicas. Las sustancias químicas como el nitrógeno, los fertilizantes y las soluciones utilizadas para combatir insectos y malezas pueden dañar los componentes del regulador interno.

Es mejor lavar el sistema después de cada aplicación química para evitar que los residuos descansen dentro del regulador.

 

Una mirada en profundidad a la resolución de problemas

Aprenda a identificar problemas de desgaste y qué hacer al respecto con el curso gratuito de regulación de la presión de Senninger en Hunter University. Aprenderá a instalar reguladores de presión en diferentes sistemas de riego, seleccionar un modelo, identificar las causas de las fluctuaciones de presión y más.

Productos relacionados


Más Noticias