Aplicación de Precisión de Baja Energía

Los sistemas LEPA (Aplicación de Precisión de Baja Energía) depositan el agua suavemente a una altura de 8 a 18 pulgadas sobre el suelo para combatir la deriva del viento y evitar la pérdida de evaporación. Investigadores y productores han descubierto que con LEPA al menos un 20 por ciento más de agua llega al suelo en comparación con aspersores tipo spray convencionales. 

Los burbujeadores LDN LEPA operan a bajas presiones que van de 0.41 a 1.38 bar. Usan menos energía que aspersores convencionales de bajas presiones, y operan con menos litros por hora que aspersores tipo spray convencionales, aproximadamente de 61.3 a 4,811 L/hr.